Jueves, 4 de Marzo de 2021
Ver Clima
RH Productivo
1x1
Diciembre 15 de 2020 //

UN PARO DE ACEITEROS FRENÓ LA ACTIVIDAD EN PUERTOS DEL SUR PROVINCIAL

Tras el fracaso de las negociaciones el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento de San Lorenzo anunció que continúa con el paro por 24 horas en reclamo de una mejora salarial.

1x1
Imagen de noticias en portada

La actividad sigue paralizada en los puertos del Gran Rosario luego de varias reuniones entre los integrantes de la Cámara de la Industria Aceitera, entidad que preside Gustavo Idígoras, con las autoridades de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso y del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA).

A la reunión no fue convocada la Unión Recibidores de Granos (Urgara).

Hasta el momento ha generado complicaciones en las exportaciones nacionales y en todo lo relacionado a la logística para trasladar la cosecha de trigo.

El paro, de acuerdo a la información aportada por el sector exportador, alcanza a 22 puertos, hay más de 18 buques sin poder cargar mercadería, y entre el miércoles y el viernes de la semana pasada cayó significativamente el ingreso de camiones a las terminales portuarias. Durante el último fin de semana un número importante de entidades de la cadena agroindustrial reclamaron una solución del conflicto.

El comunicado anuncia la continuidad de la protesta bajo la siguiente modalidad: planta parada, guardia mínima y presencia en los portones. Además, mañana a las 16hs se realizará una evaluación de la medida de fuerza y se definirán los pasos a seguir.

Desde la Cámara Argentina de la Industria Aceitera, Gustavo Idígoras, dijo que los gremios “se presentaron con reclamos salariales aún superiores a los anteriores y no cumplieron con el pedido de levantamiento de las medidas formulado por los funcionarios gubernamentales, demostrando la falta de voluntad de diálogo”.

Además, se informó que no hubo avances para conformar una mesa de negociaciones “efectiva y real”, porque los gremios aceiteros aumentaron sus reclamos salariales. A todo esto, desde el sector privado advirtieron que “los gremios impidieron, lisa y llanamente, el ingreso de todo tipo de personal a las plantas industriales facultado para tomar medidas de seguridad para prevenir riesgos ambientales y daños a las instalaciones. Esas medidas exceden el legítimo ejercicio del derecho a huelga”, señalaron desde la Cámara.

Por último, resaltaron los esfuerzos realizados por los funcionarios del ministerio de Trabajo para solucionar el conflicto. Y agregaron: “La intransigencia sindical impidió alcanzar un acuerdo sobre bases razonables y de reconocimiento de la inflación en los salarios de los empleados aceiteros. Mientras tanto, otro perjuicio de la situación es la acumulación creciente de salarios caídos de sus representados por su estrategia negociadora”.

1x1
1x1

  Pregunta/Consultar  




   
1x1
1x1